Mitos y verdades sobre el baño de vapor que deben conocer

Todos hemos escuchado hablar alguna vez sobre los incontables beneficios que ofrecen los baños de vapor, sin embargo existen ciertos mitos y verdades al respecto que consideramos que deben conocer si piensan instalar una sauna en su propio hogar, o si procuran este tipo de baños en su rutina.

Los baños de vapor ayudan a eliminar patógenos

Cuando se habla de que la sauna elimina patógenos es preciso hacer algunas especificaciones. Por ejemplo, es verdad que hay estudios que demuestran su efectividad para el tratamiento y recuperación de procesos a nivel respiratorio, que pueden ser provocados por bacterias, sin embargo no se debe generalizar. Esto último debido a que existen muchos tipos de bacterias entre las que destacan aquellas que son termorresistentes, en cuyo caso el baño de vapor se vuelve completamente inefectivo. Pese a ello, sí se puede decir que ayuda en el proceso de recuperación, por lo que vale la pena tomar un baño de vapor mientras se recupera la salud.

El baño de vapor protege de patógenos

Habría que revisar la causa del resfriado, porque no es una entidad clínica como tal, sino que puede ser causado por una infección respiratoria, solo por una inflamación de las vías respiratorias, o por alergias no diagnosticadas. El baño de vapor puede ayudar, porque si se eliminan los agentes patógenos de la piel, la persona va a estar menos expuesta a una infección respiratoria, por ejemplo.

El baño de vapor puede servir como un agente desinfectante preventivo, pero para curar una infección como tal, no tendrá efecto. De modo opuesto, si hay un proceso respiratorio no viral, como es el caso de la inflamación, el baño de vapor sí ayudará a desinflamar las vías respiratorias y puede disminuir los ataques de tos, así como la proliferación de mocos.

El baño de vapor ayuda a adelgazar

Esta es otra concepción equivocada ampliamente extendida por y entre los usuarios poco informados. Los baños de vapor, de lo que se encargan, es de eliminar las toxinas más no las grasas, en ese sentido lo que se eliminan son otro tipo de sustancias. Es verdad que el baño de vapor se usaba para adelgazar, pero el peso que se pierde es de agua y cuando los usuarios se rehidratan vuelven a ganar el peso perdido.

El baño de vapor aumenta la longevidad

Como otras prácticas, al final puede ayudar a que los usuarios tengan una mejor calidad de vida y si se usa regularmente, se eliminan sustancias de desecho del torrente sanguíneo y se eliminan toxinas, pero de eso a prolongar la vida hay que decir que no. El baño de vapor mejora o eleva la calidad de vida, pero no alarga el tiempo de esta.

El baño de vapor acelera el riego sanguíneo

Cuando se aplica bien, un baño en la sauna ayuda a acelerar un mayor riego de sangre, y si se aumenta el aporte sanguíneo a los tejidos esto también ayuda a la termo-regulación. Cuando se meten a un baño de vapor se produce un aumento de sudoración corporal, y es el aumento de sudoración lo que lleva a que el corazón bombee más rápido y mande más sangre por minuto a los tejidos. En resumidas cuentas se aumenta el ritmo cardiaco y el número de pulsaciones, lo cual pueden aprovechar diariamente instalando un baño de vapor con materiales de calidad como los que ofrecemos en H2O TEK.

El baño de vapor reduce el estrés

En efecto, la sauna sí se puede aconsejar para reducir el estrés y el cansancio, asimismo, es en sí una invitación para relajarse y olvidar las preocupaciones. Ahora bien, este es uno de sus beneficios, por la siguiente causa: el mayor aporte de sangre y eliminación de toxinas produce un estado de relajación en el tejido muscular, que puede contribuir con el reducimiento del estrés. Sin duda, una buena razón para instalar un baño de vapor en casa, especialmente en estos tiempos duros y agitados.

El baño de vapor ayuda a ganar músculo

Esto es ampliamente sabido que es falso. En la antigüedad se usaba el baño de vapor después de un entrenamiento como medio recuperador y de ahí se extrapoló a que si aumentaba el aporte de nutrientes se podía mejorar la tonificación. Pero esto no es así porque la tonificación es independiente del choque térmico del baño de vapor y por mandar más nutrientes. Sí puede ayudar a la recuperación muscular, pero no aumenta la tonificación, por lo que no está de más implementarlo como hábito para después de ejercitarse.

Una vez dicho todo lo anterior, no está de más señalar que este tipo de baño está contraindicado para todas personas que sufren de problemas de tensión, ya sea alta o baja, o para personas con varices en fase aguda. Siempre que haya un problema de tensión arterial que no esté bien regulado o que estén tomando medicación, también deben evitarse el baño de vapor. Otro ejemplo es el de un hipertenso que toma sus medicamentos diuréticos; estos no deberían usar la sauna porque se puede producir una eliminación de líquidos muy rápida con los consiguientes riesgos para su salud. Pero como con todo en esta vida, habría que valorar cada caso de manera individual para determinar si es preciso o no tomar un delicioso baño de vapor con agua caliente de manera habitual.

Para más información, visiten nuevamente nuestro blog

Esperamos que esta publicación de nuestro blog les haya sido útil, amena, e informativa. Si lo dicho aquí les resultó también convincente y desean instalar una sauna en su vivienda o en su negocio, no duden en contactar a los expertos de H2O TEK a través de las líneas 800 9 H2O TEK (800 9426 835), o si prefieren contacto con una de nuestras líneas de atención cercanas a su localidad, les invitamos a visitar la sección de contacto de nuestro sitio web donde hallarán más datos de H2O TEK. En caso de querer conocer más información de interés sobre los baños de vapor, no duden en visitar nuevamente este blog, que actualizamos con frecuencia para todos ustedes. ¡Gracias por su visita!