Es sabido que el sauna es un espacio ideal para relajarse, dejar fuera tensión y preocupaciones, es un buen momento, en donde solo o acompañado, podemos pasar un rato sin estrés y tranquilidad. Sin embargo, cuando se está embarazado el uso de estos espacios debe realizarse con cuidado o debido el caso evitarlos.

En H2oTek puede obtener todo lo necesario para armar un espacio adecuado para que todo aquel que desee tener un espacio de relajación pueda hacerlo y verse beneficiado por ello. Acérquese con nosotros, ofrecemos los mejores productos del mercado y un servicio de calidad, buscando siempre ser una solución óptima e integral para nuestros clientes.

Aspectos por considerar cuando se está embarazada

Lo que sucede es que al estar en agua caliente esto puede ocasionar que la temperatura se eleve y el aumento puede causar problemas tanto para la mujer como para su bebé. Por lo tanto, si decide ir a un spa y meterse a un baño de hidromasaje el cual es posible que este a unos 40 grados centígrados, lo mejor es que solo lo haga por un periodo corto de tiempo, aunque podría mejor no hacerlo.

Se recomienda que durante el embarazo la mujer no sobrepase una temperatura de 39 grados centígrados, es por eso por lo que al ir un espacio en donde hay una temperatura elevada, hará que su cuerpo suba de nivel de temperatura pudiendo rebasar fácilmente los grados aconsejados.

Por lo tanto, con tan solo unos 10 minutos podrá hacer que su cuerpo suba de temperatura. Es por eso por lo que si decide hacerlo salga antes de este tiempo. Siempre habrá otras opciones como meterse a una piscina en donde puede pasar un tiempo agradable y tranquilo sin poner en riesgo a su bebé ni a sí misma.

Sobre todo, cuando la mujer está dentro de los primeros tres meses de gestación hay que tener mucho cuidado con estos cambios de temperatura, ya que un aumento puede causar serios problemas.

De cualquier manera, lo mejor es hablarlo con su doctor de cabecera o quien esté llevando el embarazo, él le podrá dar recomendaciones y sugerencia sobre cómo puede hacerlo para seguir disfrutando de estos espacios o asesorarle sobre el tiempo de exposición dentro del sauna.

Por otro lado, es posible que los espacios destinados para realizar hidromasaje tengan bacterias o algún otro organismo que puedan ocasionar infecciones o alguna otra situación desagradable; cuando se está embarazada pueden ser aún más riesgoso. De cualquier manera esto no quiere decir que no se pueda meter, basta con que se dé un buen mantenimiento a la tina, que se realice un monitoreo sobre la seguridad e higiene y un chequeo químico del agua para que este en equilibrio y fuera de peligro.

Por lo tanto, ya sea que tenga una piscina o tina de hidromasaje en su casa o acuda a un establecimiento, asegúrese que esté en constante limpieza y que el agua sea desinfectada adecuadamente.

Para darse una idea de lo que puede encontrar, realice estas preguntas como el hecho de cuestionar la cantidad de personas que por lo general acostumbran a utilizarlo. También es importante que conozca la periodicidad con la que cambian el agua o si cuando existe una avería o un mal funcionamiento de esta se llama a un profesional para que dé manteniendo. Asimismo, puede preguntar qué tan frecuente hacen el análisis del agua, esto pueden hacerlo con tiras de pH, y cuestionar cuál es la temperatura a la que tiene el agua.

La cuestión es que cada cuerpo es distinto así que, aunque el promedio es de aproximadamente 10 minutos antes que la temperatura suba, esto puede variar de mujer a mujer, por lo tanto, es posible que se sobre caliente antes. Por lo tanto, mejor espere los primeros tres meses y después de eso es posible que pueda hacerlo sin arriesgar al bebé. De cualquier manera, siempre es bueno que volver a consultarlo con su doctor.

Ahora bien, si decide entrar a una tina de hidromasaje evite el chorro de agua ya que entre más lejos esté del agua caliente que está saliendo directo, puede ser una ventaja ya que el ambiente podrá estar una temperatura un poco más baja. Por otro lado, si transcurrido el tiempo comienza a sentir sudor lo mejor que puede hacer es salir del espacio para refrescarse y que el cuerpo se ponga fresco. Lo que se busca es evitar que el cuerpo tenga signo de malestar como pueden ser mareos o incluso nauseas.

Ahora bien, si quiere disfrutar de esta experiencia, pero de manera segura, puede sustituirlo por un baño tibio, de esta manera también tendrá los benéficos de calmar el estrés, tranquilad y relajación, pero sin el riesgo que puede suponer una temperatura tan elevada. Eso sí, de igual manera mientras tome su baño tibio manténgase bien hidratada y si por alguna razón comienza a sentir algún malestar lo mejor es salir del agua.

Por otro lado, al ser un área que puede estar húmeda o haber agua sobre el piso, hay que estar segura de pisar bien y no sufrir alguna caída que pueda resultar muy peligrosa. Por lo tanto, tome las precauciones necearías al momento de entrar y salir del agua. También puede optar por la posibilidad de no introducir todo el cuerpo, si decide un baño tibio quizá meterse la mitad, o incluso solo los pies, puede resultar igual de relajante y cómodo. De esa manera podrá pasar un buen momento sin necesidad de poner en riesgo. Quizá pasados los primeros tres meses de gestación ya pueda intentar permanecer un poco más dentro del agua.

En H2O TEK tiene el lugar ideal para conseguir todo lo que necesita para construcción de su sauna, si desea instalar alberca, agua caliente, así como calefacción, entre otros. Hable al teléfono (800) 9H2O TEK (800 942 6835) o mande un mensaje al WhatsApp al +52 (81) 2152 4723.