Anteriormente, en el blog de H2O TEK hablamos de los diferentes beneficios que tienen las actividades en albercas para la salud así como los requerimientos de mantenimiento de las condiciones adecuadas del agua para comodidad y seguridad de sus usuarios. Para que nuestros visitantes conozcan más acerca de las opciones de uso de una alberca, en esta ocasión hablaremos de la termoterapia, una técnica de fisioterapia empleada para el tratamiento de diferentes lesiones y padecimientos que afectan el sistema musculoesquelético basada en la aplicación de calor.

Como se sabe, para el tratamiento y rehabilitación de lesiones traumáticas o generadas por enfermedades que afectan el estado de músculos, huesos, articulaciones, tendones y ligamentos, la fisioterapia utiliza diferentes técnicas aplicadas para mejorar el estado físico del paciente, esto para que, en la medida de lo posible, recupere, incremente y conserve sus capacidades funcionales de movilidad. El tipo de técnicas aplicadas se selecciona a partir de la naturaleza del padecimiento para alcanzar los objetivos de tratamiento y rehabilitación trazados en el menor tiempo posible. Por tanto, las indicaciones que se dan a cada paciente son diferentes, pero sin duda una de las técnicas más usadas es la termoterapia, gracias a los numerosos beneficios que ofrece.

La termoterapia consiste en aplicar diferentes grados de calor en el cuerpo, utilizando agentes térmicos, los que son materiales con un rango de temperatura que supera los límites fisiológicos. Los efectos de calor de esta técnica pueden mejorar el estado de una lesión provocada por un traumatismo o enfermedad con consecuencias en el sistema musculoesquelético y son bastante efectivos, con la ventaja adicional de que se trata de una de las técnicas de menor costo.

Los efectos del calor dependen del nivel de penetración del calor en el cuerpo, a partir de lo que la termoterapia se clasifica como superficial o profunda, y para lo que se usan diferentes mecanismos de transferencia. El más común es el de conducción, que se basa en el intercambio de calor entre dos superficies que se encuentran en contacto. La convección es otro mecanismo que se usar, el cual consiste en transferir el calor entre un líquido o gas, y la radiación que transporta el calor por el vacío. Cada agente térmico utilizado se basa en diferente mecanismo de transferencia, pero los más comunes son las envolturas cliente, los termóforos con bolsas de agua caliente , las bolsas químicas, la arena caliente, las compresas húmedas calientes, las almohadillas eléctricas, la radiación infrarroja, el parafango, la parafina, el fango, el aire seco, el aire húmedo, la hidroterapia caliente en una piscina y  los baños de vapor.

Es por su fácil aplicación y bajo costo, que las envolturas calientes son las más usadas incluso de manera casera. Para ella se usan mantas o toallas que se calientan en el microondas o con una plancha, o con mantas térmicas eléctricas para aplicarse en el área a tratar. Es importante considerar que esta técnica solo se recomienda cuando el fisioterapeuta o el médico la ha indicado, y aunque supone un riesgo bajo, sí requiere de un control de temperatura para lograr los efectos deseados. Generalmente se usa para el tratamiento de padecimientos reumáticos y otros que afectan las articulaciones y que ocasionan dolor crónico.

Una de las técnicas para las que se requiere mayor supervisión y estrictamente debe darse por un especialista, es el tratamiento con parafina o cera. Esta técnica consiste en introducir el área del cuerpo afectada en un recipiente con parafina o cera a una temperatura elevada para formar varias capas sobre la piel para después cubrirla con un material aislante, que evita la pérdida de calor. Transcurrido el tiempo de duración de la terapia se retira la cera y se considera es una buena opción para el tratamiento de padecimientos dolorosos locales, procesos reumatológicos y artríticos en miembros inferiores y superiores. Mientras tanto, el uso de fangos y parafangos también se recomienda en estos casos y consiste en aplicar fango o una mezcla de fango con parafina fundida, lo que generalmente se hace sobre la espalda, el cuello y los hombros y para lo que se requiere de un excelente control de temperatura para evitar quemaduras.

El vapor seco y el húmedo son otros agentes térmicos utilizados y se basan en la transferencia de calor dentro de salas de sauna a una temperatura seleccionada según el tipo de padecimiento que se quiere tratar. La frecuencia de estas terapias y su duración las determina el fisioterapeuta y para ir paulatinamente se recomienda utilizar los diferentes niveles dentro de la sala. Estas salas de vapor se pueden encontrar con diferentes tipos de funcionamiento, con leña, estufa eléctrica o de combustión que calientan piedras sobre las que se vierte agua fría para generar vapor caliente, con variaciones en los efectos que tiene en el cuerpo de los pacientes.

La termoterapia en albercas es otra de las técnicas utilizadas, aunque puede catalogarse dentro de la hidroterapia también. Consiste en realizar ejercicios diseñados especialmente para cubrir las necesidades de cada paciente para contribuir en su proceso de recuperación; gracias a las propiedades del agua, el paciente se encuentra más seguro y alcanza rangos de movilidad superiores a los que logra en la tierra. Por último, con los infrarrojos se logra tener un alcance más interno del calor, por lo que se usa para tratar patologías reumáticas crónicas y contracturas musculares, sirviendo también para preparar a los pacientes para otro tipo de técnicas, como la electroterapia, los ejercicio físicos, la masoterapia y la aplicación de luz ultravioleta. Por el tipo de equipo requerido para su aplicación, solo un fisioterapeuta aplica esta técnica, seleccionando su frecuencia y duración.

Estas son sólo algunas de las técnicas existentes de termoterapia. En futuras publicaciones en este blog encontrarán más información sobre el tema.

Les recordamos que en H2O TEK contamos con los equipos adecuados para aplicar algunas de las técnicas de termoterapia, específicamente los baños de vapor y albercas que podemos instalar y equipar en su totalidad. Para solicitar información detallada acerca de nuestros servicios y productos, contáctennos, con gusto los atenderemos.